Protegiendo Nuestros Niños

Carta del Obispo Nicholas DiMarzio:

En el año 2002, los obispos católicos de Estados Unidos se reunieron en Dallas para aprobar la “Carta para la Protección de Niños y Jóvenes”, donde se comprometían a resolver el problema del abuso sexual por parte del clero, el personal y los ministros o voluntarios de la Iglesia Católica. El documento contiene las directrices para la reconciliación, sanación, rendición de cuentas y prevención de futuros incidentes de abuso. Desde ese año, la carta ha sido modificada en dos ocasiones, y los obispos seguirán realizando los cambios que sean necesarios.

Para poner en práctica los objetivos expresados en dicho documento, en el 2004 se implementó el “Programa de Ambiente Seguro”. Este proyecto incluye material de capacitación para ayudar a obispos, sacerdotes, diáconos, laicos asalariados y voluntarios a ser conscientes de cualquier indicio de abuso sexual a los niños con quienes están en contacto, investigar antecedentes que revelen cualquier actividad criminal que ponga en peligro a los niños confiados a nuestro cuidado, así como administrar los códigos de conducta que sirvan de guía para desarrollar la actividad pastoral. Proteger a los hijos de Dios es una responsabilidad inmensa que la Iglesia tiene y debe cumplir.

De igual importancia es la necesidad de acercarse a las víctimas y familiares que han sido afectados por el abuso sexual por parte del clero. Durante muchos años, la Oficina para Asistencia a las víctimas de la diócesis de Brooklyn ha estado ofreciendo ayuda a quienes se han presentado alegando ser víctimas de abuso sexual. Estamos comprometidos a socorrer a cualquier persona que fue lastimada como menor por abuso sexual, a buscar ayuda y comenzar el proceso de sanación. La sanación es un procedimiento que se puede hacer en diferentes pasos. Aunque las circunstancias varían para cada víctima, el elemento común de todos los casos es la necesidad de sentir que alguien entiende su dolor, reconoce la mala conducta y ofrece una disculpa en nombre de la Iglesia.

Esperamos que a través de los enlaces en esta página, encuentre información valiosa y útil sobre los recursos proporcionados por la diócesis de Brooklyn y Queens para abordar el tema del abuso sexual por parte del clero, el personal y los ministros o voluntarios de la Iglesia Católica.

Como obispo de la diócesis de Brooklyn, no ceso de rezar por todas las víctimas de abuso sexual por parte del clero u otro personal de la Iglesia, y por todos aquellos afectados por semejante delito. Que el Señor nos traiga sanidad y paz.

Monseñor Nicholas DiMarzio, Ph.D., D.D.
Obispo de Brooklyn